El aceite de pescado es un líquido sin refinar, obtenido al final del tratamiento del licor de prensa después de haber sido sometido a operaciones de separación y centrifugado.

Su contenido de lípidos es cercano al 100%, ya que se trata de ésteres de glicerina con ácidos grasos conteniendo muy pocas impurezas, estos ácidos grasos son de tipo esencial para la alimentación de peses y muy beneficiosas para la alimentación humana, ya que son indispensables por su acción de protección cardiovascular , para la formación del sistema nervioso central así como también para reforzar la actividad inmunológica, anti infecciosa y antioxidantes, entre los ácidos grasos que destacan son el Omega 3, EPA y DHA, cuenta con un bajo contenido de humedad, lo que le otorga mayor estabilidad oxidativa.

Para aumentar la vida útil del producto, se le aplica antioxidantes BHT y BHA.